top of page

Hágale Pues

¿Porque nos encanta Colombia? Acá te contamos el porqué y cómo fue el último taller que dimos en Medellín sobre agilidad y optimización de procesos.



Hay equipo


“Hágale pues” es un dicho muy común en Colombia en cuyo trasfondo se hace referencia a tres actitudes: experimentar, explorar y equivocarse. Cuando la gente entiende el concepto mínimo del “hágale pues”, se obtiene como resultado un cambio en la predisposición de trabajo y de acción, la gente se dice a sí misma y a sus equipos: vamos para adelante, intentémoslo.


“Hágale pues” es pasar a comprender que con darse la oportunidad de experimentar, de equivocarse en el camino, pueden pasar grandes cosas, incluso cuando no todo resulta tan bien como pensábamos. Lo importante es que siempre habrá aprendizajes y cosas interesantes para incorporar en el camino.


La clave de este proceso es entender que la actitud del “hágale pues” no es tan sencilla como parece. Requiere un cambio de mentalidad muy importante, requiere una mentalidad de explorador que busca salir de su zona de confort para poder así conocer nuevas maneras de hacer las cosas. Pensemos en la siguiente frase: “si quieres obtener resultados distintos no hagas siempre lo mismo, te puede ir peor, te puede ir mejor, pero el resultado no será igual”.



Establecer un punto de partida

Esto fue justamente lo que nos planteamos los pasados 17 y 18 de septiembre en nuestro último taller en Medellín.


Nos reunimos en las Bibliotecas Públicas de Medellín en una doble jornada de introducción a la agilidad y optimización participativa de procesos con varias organizaciones amigas. Por nombrar algunas de las que nos acompañaron, podemos mencionar a Fundación Makaia, Fundación Apostolado La Aguja, Fundación Marina Orth, Techo y Fundación Mi Sangre.


Si bien América Latina tiene una serie de problemáticas que se volvieron denominador común, hay personas haciendo cosas geniales para solucionarlas, como todas estas organizaciones de la sociedad civil. Por eso, desde Kubadili, estamos tan contentos de haber organizado este taller. Nuestra misión es el poder ayudar con herramientas de colaboración participativas a que estas organizaciones generen mayor impacto, se enfoquen y puedan priorizar en aquello que genera más valor y poder de esta forma obtener mejores resultados en todas las cosas en la que trabajan y que ya vienen haciendo.



La facilitación gráfica es un recurso muy importante


Este fue el sentido del taller. Invitar a las organizaciones a repensar las formas y la cultura de su trabajo. Para ello, trabajamos herramientas tales como Scrum, Producto mínimo viable (PMV), mapas de impacto, priorización de tareas y trabajo incremental y participativo. Además, conversamos sobre la importancia que tiene el cambio de mentalidad en la transición hacia una modalidad de trabajo ágil como nuestra adaptación al cambio, el valor que le damos a las personas, la colocación en el centro de la jugada a los seres humanos y la importancia que tiene desarrollar una comunicación que circule más allá de la negociación contractual. Todas estas son cuestiones que están presentes en el Manifiesto Ágil y van más allá de ser un mero valor. Cuando hacemos adoptamos esas mentalidades y las ejecutamos, vemos realmente cómo transforman a los equipos.


En Kubadili trabajamos cada día para poder acelerar la transformación en otras partes del mundo especialemente en ONG y gobiernos.


Es importante que en América Latina nos animemos a equivocarnos rápido y barato, pero sobre todo, ver cómo nos articulamos entre nosotr@s y hacer que este “hagale pues” sea en conjuntos, como comunidades, como tribus, y demás colectivos . Ojalá podamos expandir la mentalidad de experimentar, explorar y equivocarnos a todas las regiones del continente.



¡Gracias por venir!

2 visualizaciones0 comentarios

コメント


bottom of page